Remedios caseros para el crecimiento del cabello



Tanto para las mujeres como para los hombres es esencial que su cabello se vea hermoso y saludable; pero el sueño de muchos es tener un cabello que además de verse lindo, este crezca largo y fuerte. Tenemos la creencia errónea de que es difícil de conseguir que nuestro pelo crezca de forma natural y rápida, por lo que recurrimos al uso de potentes y costosos productos químicos para lograrlo.
¿Qué pensaría usted si le digo que sí, si es posible hacer que su cabello crezca de forma rápida y sin productos químicos? A continuación daré algunos trucos sencillos con los que usted podrá nutrir su cabello para que este crezca saludable y rápido.

Romero

Esta hierba tiene propiedades estimulantes que despierta el cuero cabelludo y hace crecer el pelo. Se puede utilizar como un enjuague (en  infusión ),  o puedes utilizarlo aceite o vinagre. Esta planta proporciona nutrientes que aceleran el crecimiento del cabello, además de mantener su salud.

El agua de la patata

La papa es conocida por su alto contenido de nutrientes, que en este caso se pueden aprovechar para el cabello, ¿cómo lo hago? Es muy simple, utiliza las cáscaras de las patatas y ponlas a hervir por unos 15 o 20 minutos, y luego deja reposar. Lávese el pelo normalmente y utiliza el agua para el enjuague final. Si utiliza dos o tres veces a la semana esta infusión los resultados la sorprenderán a corto plazo.

Claras de huevo

Aunque hay muchas personas que creen que este método no es eficaz, hay que señalar que el huevo es una fuente de proteínas esenciales para el organismo, además tiene vitaminas que benefician nuestro cabello y su crecimiento, con este simple tratamiento casero aceleraras el crecimiento del cabello. Parte dos huevos y extrae las yemas, solo usarás las claras del huevo. Bata las claras de huevo y aplique esta mascarilla durante 30 minutos y luego lava el cabello normalmente. Notarás inmediatamente el cambio positivo en su pelo. Úsalo 2 veces a la semana para lograr mejores resultados en un corto período de tiempo.

Aceite de oliva

Uno de los mayores problemas a enfrentar para lograr que te crezca el cabello es combatir el cabello seco. Esta condición tan incómoda es generada por los productos químicos, la contaminación ambiental y el abuso de calor (abuso en el uso de secadoras y planchas). Si desea que su cabello se vea más saludable e hidratado utiliza aceite de oliva como mascarilla semanalmente. Sé generosa y luego ponte una toalla ligeramente caliente, cuando se enfríe quita la toalla y deja el aceite hasta el día siguiente. Puedes usar un gorro térmico o una bolsa plástica por media hora si no quieres usar la toalla caliente. Este tratamiento profundo casero proporciona humedad al cabello y genera un crecimiento saludable.

Aloe vera

Este excelente planta es conocida por sus muchos beneficios tanto en el pelo como en la piel, ya que nos ayuda a mantenerlo fuerte, brillante y sano favoreciendo su crecimiento. ¿Cómo usarlo? Usted puede cortar una penca de sábila y extraer su cristal de aloe vera, corta en trozos y deja en agua durante la noche. Al día siguiente utiliza el agua para lavar su cabello. Si la utilizas varias veces a la semana le sorprenderá los resultados favorables en su cabello.

Cebolla

La cebolla es una planta conocida por sus beneficios para la salud del cabello y ofrece grandes resultados. Actúa en los folículos pilosos del cuero cabelludo promoviendo un mayor flujo de sangre en el cuero cabelludo. Para utilizar la cebolla puedes hacerlo de diferentes maneras: en  mascarillas caseras para masajear el cuero cabelludo debes mezclar con miel o picada en el champú que utilizas de costumbre. Úsalo 3 o 4 veces a la semana. De esta manera fortaleces el cabello y harás que crezca rápidamente.


Otros consejos...

Además de la aplicación de estos excelentes remedios caseros para el crecimiento del cabello, sino que también es bueno tener en cuenta los siguientes consejos para obtener los mejores resultados.

Cepille el cabello dos veces al día para estimular la circulación en el cuero cabelludo y estimular así el crecimiento del cabello.
Incluye alimentos ricos en proteínas en tu dieta, como el pescado, los huevos y la carne.
Renuncia a todos aquellos productos para el cabello que se basan en siliconas. ¿Sabes por qué? Las siliconas tienden a crear la ilusión de un cabello sano, pero a largo plazo obstruyen los folículos pilosos y esto estorba el crecimiento.
Evitar cepillarse el cabello cuando está mojado, ya que es un momento en que el pelo es vulnerable y propenso a sufrir daños.
Consumir alimentos ricos en biotina, tales como huevos, soja o granos. También se pueden encontrar en los suplementos.

Comentarios