Aceite de coco, el Elixir de la vida (Libro)


El aceite de coco es conocido en todo el mundo. Su inmensa versatilidad, que van desde los usos tradicionales en la cocina hasta su uso en enfermedades y condiciones complicadas basadas en análisis científicos.

Las palmeras de coco producen sus primeros frutos entre seis o diez años, alcanzando el pico de su producción en 15-20 años. En condiciones ideales, un solo árbol puede producir 75 frutos en un año. Cultivándose abundantemente en muchos países tropicales y subtropicales, siendo los principales países productores: Indonesia, Filipinas, India, Brasil, Sri Lanka, Vietnam, Tailandia, México, Papúa Nueva Guinea, Malasia, Argentina, Birmania.

Los cocos tienen gran cantidad de agua, esta es muy refrescante para beber y está cargada de minerales. Los cocos maduros tienen una pequeña cantidad de agua, el endospermo forma un núcleo blanco espeso que es procesado para obtener aceite de la leche extraída de esta masa súper nutritiva masa blanca del coco. Esta tiene un alto contenido de grasa, que lo hace más resistente a la oxidación o enranciamiento, lo que le permite durar hasta seis meses a 24 grados C sin echar a perder. Su alto contenido en grasa también hace que su consumo se convierta un tema polémico, con la mayoría de los médicos, quienes están contra él.

Sin embargo, en los últimos tiempos, algunos de los beneficios ocultos del aceite de coco han salido a luz, reivindicando su uso regular en todo el mundo.

Es preferible que usted obtenga aceite de coco virgen prensado en frío, porque esto significa la leche de coco no fue expuesta a altas temperaturas para extraer el aceite. Cuando se trata de extraer el aceite de coco a altas temperaturas, pierde propiedades valiosas.

Aceite de coco, elixir de la vida:


· Es excelente para el crecimiento del pelo y combate eficientemente la caspa. Proporciona las proteínas esenciales para una buena alimentación y ayuda a reparar los daños en el pelo maltratado y sin vida.

· Contiene ácido láurico, que es beneficioso para el corazón, reduciendo los niveles altos de colesterol en la sangre y previniendo la hipertensión arterial.

· Muchos especialistas de la piel recomiendan la aplicación del aceite de coco para tratar la piel seca. Este aceite es excelente para dar masajes. Es una solución segura para la piel seca y ayuda con la descamación, y problemas de piel como eczema y psoriasis. Es un bálsamo relajante para la mayoría de las formas de dermatitis.

· Es fácil de digerir. Por lo tanto, aumenta la tasa metabólica y ayuda en la pérdida de peso. También es beneficioso para la tiroides y el sistema endocrino.

· Fortalece el sistema inmunológico con sus lípidos constituyentes antimicrobianos. Es decir, el ácido láurico y el ácido cáprico puede combatir virus, bacterias y hongos perjudiciales.

· Utilizado como un aceite de cocina, ayuda a la digestión y desintoxicación del organismo. Por la misma razón anterior, evita cualquier infección del estómago causada por bacterias, hongos o virus.

· Disuelve cálculos renales y se considera útil en la prevención de enfermedades de riñón y vesícula.
· Se sostiene que el aceite de coco es beneficioso para pacientes con cáncer y enfermos de VIH.

· Los huesos y dientes también reciben grandes beneficios del aceite de coco, debido a que mejora la capacidad del cuerpo para absorber el calcio y el magnesio.

· El aceite de coco controla el azúcar en la sangre y mejora la secreción de insulina. Por lo tanto, es beneficioso para los pacientes diabéticos.

· Se cree que es eficaz en el tratamiento de la pancreatitis.

· Hay investigaciones que sugieren que el aceite es beneficioso para los pacientes que sufren de la enfermedad de Alzheimer.

Si quieres conocer más sobre los grandes beneficios que tiene el aceite de coco, descarga el libro  de Carlos Abehsera  "Aceite de coco, el elixir de la vida".



Comentarios