Los aceites naturales pueden volver tu cabello brilloso, hidratado, saludable, más largo, etc. Pero ¿cuál es el que debo usar? ¿Funcionan igual todos los aceites? ¿Cuál resolverá mejor este problema?

Es importante saber cuál aceite debes usar en determinadas ocasiones por más parecidos que estos sean, tal vez creerás que te sirve uno en particular y que este pueda resolver tu problema, aunque no llegue a darte la melena que de verdad quieres. Todos los aceites tienen la característica de ser buenos hidratantes, poseer muchas vitaminas, tienen olores característicos, son buenos renegadores de células, ya sea en el pelo, piel y dentro del mismo organismo.
Si tienes el pelo graso aplica siempre de medias a puntas.

Aceites para el cabello y beneficios:


Aceite de coco


Este es en definitiva el aceite por excelencia.
Puedes remplazar tu acondicionador con aceite de coco, gracias a las maravillosas propiedades que ofrece: suavidad, brillo, hidratación y hasta los mismos cuidados e incluso mejores que un acondicionador para el pelo común; estimula el crecimiento del pelo, fortaleciendo las raíces y reparando el cabello quebrado. El aceite de coco controla el frizz y sirve como tratamiento para la caspa y los piojos. 

Aplicación: una forma de aplicarlo es dejarlo actuar por 20 minutos sobre el cabello mojado y luego retirarlo. También puedes usarlo frecuentemente cuando te vayas a peinar, pon solo un poco en tus manos y espárcelo en tu cabello o simplemente pon media cucharada de aceite de coco en tu shampoo. Puedes mezclar con tu esencia preferida si sientes un olor un poco rancio.

Aceite de oliva 


El aceite de oliva es una gran fuerte de vitaminas A, C y E las cuales se encargan de regenerar células, hacer tu pelo más fino evitando el frizz. Es un buen antioxidante, volviendo tu cabello más fuerte desde el cuero cabelludo hasta las puntas, evita la caída del pelo, dando brillo y suavidad. 
Aplicación: son muchas formas de aplicar los aceites, puedes poner un poco directamente y esperar unos 20 minutos para lavar o puedes calentar por unos 30 segundos el aceite de oliva en el microondas aplicarlo tibio en tu pelo por 30 minutos y luego retirar.

Aceite de almendra


El aceite de almendras es bastante recomendado contra la lucha contra la resequedad del pelo, además reconstruye tu pelo con las vitaminas A, B y E. Si tienes un cuero cabelludo sensible este elimina la picazón y sequedad mejorando la circulación sanguínea y formando una coraza en tu cabello protegiéndolo del calor de los secadores y tenazas.

Aplicación: Pon unas gotas en tu mano y espárcela en tu pelo o puedes también aplicarlo húmedo por unos 20 minutos y retirarlo luego con abundante agua.

Aceite de argán


El aceite de argán, también llamado oro líquido por sus increíbles propiedades que garantizan un cabello sano, voluminoso y suave, eliminando la resequedad e hidratando el pelo desde las raíces hasta las puntas, nutriendo las hebras y reconstruyendo quemaduras. 

Aplicación: aplícalo de medias a puntas, pon unas gotas en tus manos según creas y espárcelo en el pelo, déjalo por 30 minutos envuelto en una toalla caliente, si tienes caspa, aplica y da un masaje. Déjalo actuar durante toda la noche, en la mañana siguiente retira con agua abundante y tibia. 

Aceite de aguacate


El aceite de aguacate no se queda atrás, este repara puntas abiertas, da brillo y vida a tu pelo, elimina la caspa, hidrata y elimina el frizz y protege el pelo del caliente del sol y secador. Esto lo hace ideal para el cabello rizado. 

Aplicación: aplica 2 o 3 cucharadas de aceite desde la raíz hasta las puntas, masajee y deja actuar por una hora, retira con abundante agua tibia.

Aceite de ricino o de castor


El aceite de ricino aporta grandes beneficios a la piel y el pelo aumenta el crecimiento, evita las puntas abiertas e hidrata el pelo reparando los datos del día a día, realza el color natural de tu pelo y disminuye las canas. Este aceite también es ideal para el cabello rizado porque suele alisarlo. Aplicación: luego de lavar tu pelo aplica un poco de aceite, deja cargar por 20 minutos y retira con agua tibia y en abundancia.

Aceite de lino: Ofrece brillo, elimina el frizz e hidrata el pelo cerrando las puntas abiertas. Ideal para pelo rizado porque controla el volumen del rizo. Aplicación: con el pelo húmedo aplica de medias a puntas y deja unos 20 minutos, puedes usar el secador (usando un gorro o bolsa de plástico) para hacer que penetra mejor, luego retira con abundante agua tibia.

Previous Post
Next Post

post written by:

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

0 comentarios:

Tu opinión es muy importante, ¡OPINA!