10 cosas que JAMÁS debes hacer si tienes el pelo rizado


No importa qué tipo de patrón de rizo tengas, hay ciertas cosas que nunca debes hacer con tu cabello. Es decir, si tienes el cabello natural ya has notado que este tipo de cabello es delicado, por lo que tienes que tratarlo con delicadeza para que crezca bien. 

A continuación, te presentamos una lista NO NEGOCIABLE de cosas que no debes hacerle a tu cabello rizado.

1. Hidrata tu cabello siempre, siempre, siempre.

La correcta humectación resuelve tantos problemas. Es por eso por lo que te decimos que tienes que tener paciencia para encontrar qué tipo de aceite o producto funciona mejor. ¡Mantener tu cabello humectado es clave!

2. Jamás te vayas a la cama si no tienes una almohada de seda o satén.

Un gorro de satén o seda, vale. Esto es muy importante porque la fricción entre tu cabello y la almohada normal de algodón puede dejar tu cabello seco y quebradizo. 
Así que, utilizar una almohada de seda o satinada 

3. No peines hasta que tu cabello esté completamente seco

Si te quitas antes de tiempo, por ejemplo, un estilo protector para secar tu cabello en orden se formará el frizz. Esto se debe a que el cabello natural acostumbra a tener aún húmeda la raíz, por lo que esperar hasta que el cabello esté seco por completo es lo más razonable que puedes hacer. 

4. ¡Cuidado con las herramientas de calor!

Te recomendamos no utilizar las herramientas de calor más de una vez al mes, incluyendo secado y planchado.
Si tienes que hacerlo, puedes usar calor en tu cabello con moderación. De lo contrario, absténgase del calor tanto como pueda. El daño que ocasiona el calor puede hacer que tus rizos queden sin brillo, a veces incluso rectos y pierdes tus rizos.


5. No laves tu cabello a diario

Lavarse el cabello a diario acaba con tus aceites naturales. 

6. Cuidado con los moños o colas de caballo


Estos peinados son muy cómodos para la ajetreada agenda que vivimos, sin embargo, aunque la vida puede ser estresante, no debes amarrar con mucha tensión tu cabello. Esto puede ocasionar alopecia por tracción. Prueba los peinados que son poco estresantes para mantener la parte frontal de tu cabello saludable.

7. No tires la toalla.

Tus peinados fallarán, pero parte de la belleza del cabello natural es precisamente crear nuevos estilos cuando el que probaste no se parece al de la protagonista de esa peli, aunque lo has intentado tantas veces. Aprende a conocer tu cabello y sigue aprendiendo cómo responde al ser manipulado. ¡Ten paciencia!

8. Hazte fan del pre-poo.

Un pre-poo es cuando usas acondicionador para humedecer el cabello antes de lavarlo. No todos usan esta rutina capilar, es más, casi todos hacemos lo contrario. Sin embargo, usar acondicionador antes del shampoo es ideal para peinar cualquier enredo que tenga que resolver. Además, hidrata mucho más tu cabello.

9. No compres productos costosos, aunque prometan que te dejarán un pelazo

Los cabellos son diferentes, no existe una solución universal para todos. Si estás experimentando constantemente, puede costarte un poco. Intenta combinar los productos que usas para ahorrar en tu presupuesto. A veces los productos inesperados funcionan mucho mejor.


10. ¡No compares tus rizos!

Siempre vas a admirar alguna que otra cabellera rizada, pero resiste la tentación de querer comparar tus rizos con otros. Debes darte tiempo para aprender qué productos funcionan mejor para ti y cuáles peinados te favorecen más. ¡Paciencia!

Previous Post
Next Post

post written by:

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

0 comentarios:

Tu opinión es muy importante, ¡OPINA!