Maizena para el cabello liso

Trucos para tener el pelo liso sin plancha

Aprende cómo tener el pelo liso sin plancha


La maicena o más conocida comercialmente como maizena, harina muy fina de maíz, es estupendo en el arte culinario permitiendo la creación de exquisitos platillos. No obstante la maicena como muchas maravillas de la cocina posee grandes propiedades que puedes usar para cuidarte y embellecerte.

En nuestra piel y cabello la maicena funciona como un rejuvenecedor y revitalizador, además de dar brillo y suavidad, es excelente para el cabello crespo o con frizz. A continuación, te diremos cómo tener el pelo liso sin plancha.

¿Qué le hace la maizena en nuestro cabello?

La maizena hace más manejable tu cabello, eliminando el frizz, suavizando los rizos y nutriéndolo con vitaminas como A, B, C, D y E y minerales como el fósforo, potasio, hierro, magnesio, calcio y zinc.

La verdad es que sus resultados se acercan más a los de un botox capilar que a un laceador. Ojo, la maizena no laceará tu cabello, la razón por la que se dice esto es porque lo repara y suaviza eliminando el pelo crespo o maltratado, no te quedará igual que cuando utilizas planchas o secadores pero si notarás una gran diferencia.

Además es igual de útil para el cabello muy graso o muy seco, ya que equilibrar las grasas capilares, sebo, volviendo tu cabello neutro y equilibrado. Y lo más importante de la maizena para tu cabello es que es 100% natural, muy alejado de los químicos que pueden causar un efecto alterno y dependen mucho de tu tipo de pelo.


OTROS ESTÁN LEYENDO:

¿Cómo aplicar la maizena a tu cabello?

La aplicación es súper fácil, pero debes saber que si tu cabello está saludable y no necesitas de ningún tratamiento puede que haga un efecto contrario, verás, al añadirle más vitaminas y minerales de los que necesita tu pelo se sobre cargará y se verá maltratado, es por ello que no debes usar mascarillas cada vez que laves tu cabello, basta con 2 o 1 veces al mes.

Aplicación:


MAIZENA Y LECHE:


La leche es un lácteo rico en proteínas y minerales muy usado en mascarillas capilares y faciales, la leche ayudará a disolver la maizena a la vez que sella las puntas abiertas y suaviza las ondas del cabello.


Pasos:
-Caliente en una olla a fuego lento sin dejar de remover 2 tazas de leche y 4 cucharadas de maizena, si tu cabello es muy largo aumenta las cantidades.
-Cuando la maizena se disuelva por completo y la mezcla este cremosa, retírala y déjala enfriar.
-Aplica la mezcla en todo tu cabello y deja reposar por 1 hora, luego enjuaga con abundante agua tibia y lava como acostumbras.

 MAIZENA, AGUA Y ACEITE DE COCO:


Excelente mezcla, el aceite de coco fusionado con la maizena son elementos nutritivos naturales que le garantizan a tu cabello suavidad, elasticidad, hidratación y mucho brillo, en pocas palabras, una reconstrucción completa.


Pasos:
-Mezcla 1 taza de agua, 2 cucharadas de maizena y 2 cucharadas de aceite de coco.
-Llévalo a fuego lento sin dejar de remover hasta conseguir una consistencia cremosa.
-Deja enfriar la mezcla y luego aplícalo en todo tu cabello, déjalo actuar por 1 hora y lávalo como acostumbras.

MAIZENA Y AGUA:


Si prefieres usar la maizena sin otro componente además de agua no pasa nada, la maizena es el elemento esencial para conseguir el pelo más lacio y hacerlo más fácil de manejar, pero tampoco está demás aplicar aceites u otros que harán la mezcla más efectiva.


Pasos:
-Mezcla a fuego lento sin dejar de remover 1 taza de agua y 2 cucharadas de maizena.
-Cuando consigas una mezcla cremosa deja enfría.
-Aplica la mezcla en tu cabello por 1 hora, pasado el tiempo lava como acostumbras.
Previous Post
Next Post

post written by:

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

0 comentarios:

Tu opinión es muy importante, ¡OPINA!