La Guía de la Chica Perezosa Para Tener el Cabello Largo


Si eres perezosa como esta chica, esta guía es para ti. Ideal para tener un cabello grandioso, pero con poco mantenimiento.

¿Quién de nosotras no ha soñado con tener el cabello largo como esas princesas de Disney? Luego, resignada, se sienta en la silla del peluquero para hacerse un corte a regañadientes, porque tener el cabello hasta la cintura solo es un sueño difícil o imposible de lograr.

Hace unos veranos, cuando esta chica perezosa estaba en el extranjero, cansada de llegar solo a la mitad del camino con sus pelos, solo justo debajo de los hombros, encontró una solución a sus problemas de cabello, pues por allá por la primavera pasada, ella comenzó a añorar de nuevo su cabello largo.

Así comenzó un período de seis meses de crecimiento entusiasta del cabello, recompensado por el cabello que ahora tiene ya por debajo de sus omóplatos. Como no le gusta pasar mucho tiempo peinando y arreglando su pelo, sólo tenía dos objetivos para el proyecto ‘pelo largo’: hacer esto tan fácil como sea humanamente posible y no parecer como si acabara de salir del set de Little House on the Prairie (La Familia Ingalls). ¿Te parece bien? Siga leyendo para obtener una guía completa para tener un cabello largo sin mucho esfuerzo.

1. Deje secar al aire.


Si estás tratando de dejar crecer tu cabello, es una buena idea renunciar por completo a las herramientas térmicas, excepto en eventos especiales. El reventón ocasional o sesión de rizado para esa gran fiesta no le hará daño ocasionalmente, pero considera dejar a un lado la plancha de todos los días hasta que tengas el largo que deseas. Y, si tiene que alisar o rizar, asegúrese de obtener un buen protector contra el calor y, por supuesto, una buena plancha.

El secado al aire requiere un tiempo para acostumbrarse. Por favor, créeme cuando te digo que cuanto más largo sea tu cabello, más fácil será arrancarlo; los aceites naturales y el peso de tu cabello comenzarán a suavizarlo y hasta te preguntarás cómo lo has alisado. Vale la pena invertir en un peine grande, un peine de ducha como este es barato y mucho más fácil para tu cabello que un cepillo de dientes grande.

No secarse el cabello puede significar que tienes que llegar a un evento con el cabello mojado, pero piensa en lo saludable que se verá tu cabello cuando se seque.

Dormir con el cabello en un moño o trenzas puede darle ondas sutiles y ayudarle a evitar el temido aspecto de palitos de paja. Pero, no recomiendo que lo deje mojado. Hágalo con el cabello seco, ya que dormir con el pelo mojado puede quebrarlo. Además, te puede salir caspa.
Si te preocupa que tu cabello se encrespe, prueba con una funda de seda o de satén. No he probado personalmente la tendencia de las fundas de seda, pero puedo confirmar que incluso una alternativa de satén barata hace una gran diferencia.

Si usted está secando su cabello al aire libre, la calidad del agua en su casa también podría tener un efecto positivo o negativo. Si usted tiene agua muy mineral, trate de usar vinagre o bicarbonato de sodio en la ducha con su champú; si es altamente clorada, trate con jugo de limón. También, si tu fuente de agua está causando estragos puedes enjuagarte el cabello con agua purificada después de la ducha.


2. El producto importa.


Antes de embarcarse en su viaje de pelo largo, su filosofía de producto era básicamente que el champú es champú. Luego se cortó el pelo y le preguntó a la estilista qué debía hacer con su cabello delgado, encrespado y con aspecto de paja. "¿Qué champú estás usando?", preguntó ella, cogiendo unas cuantas hebras demacradas y dejándolas caer de plano sobre su cabeza. "Ummm, Pantene," tartamudeó, y ella se mofó, "¿Eso no es champú?"

Esta chica cuenta que no quería dejar caer los 18 dólares por una botellita de champú de salón, y todavía usa Pantene a veces, pero tuvo que apostar por una nueva resolución para encontrar los productos adecuados para su cabello. El objetivo más importante es encontrar el champú adecuado para tu cabello en particular. Si necesita controlar el volumen y el color para el cabello rubio, fino y delgado es posible que necesites algo diferente. Lea las botellas cuidadosamente y pruebe diferentes cosas.

No todo tiene que ser caro, esta chica descubrió que una selección de hallazgos de farmacia o de descuento, complementados por el derroche ocasional hace maravillas. Un gran producto de farmacia que funcionaría en muchos tipos diferentes de cabello es el acondicionador profundo australiano. Es más, parece que es tan eficaz como una alternativa de salón costoso, y tiene un precio asequible. Se supone que se utiliza como un acondicionador profundo pocas veces a la semana, pero ella lo usa en las puntas cada vez que se ducha.  En tu caso, por ejemplo, si tienes pelo rizado convendría no lavarse el pelo a diario. Con dos veces a la semana es más que suficiente.  Prueba el "Miracle Creator" de Matrix, un acondicionador sin enjuague que hace que mi cabello largo y húmedo sea mucho más fácil de peinar.

3. Lávate menos el cabello.


¿A qué chica perezosa no le gusta oír esto? Como te dije anteriormente, no es ningún secreto que el cabello no está bien con el lavado abrasivo constante. Lo mejor para tu cabello es que puedas conservar sus propios aceites naturales. Por tanto, si te lavas el cabello a diario con champú, lo estás despojando de esos aceites naturales. Lávate el pelo cada dos días, o incluso cada tres días (las mujeres de pelo rizado pueden salirse con la suya aún más tiempo).

Aquí es donde el champú seco es tu mejor amigo, ya lo hemos recomendado en otros artículos. Rocía un poco de champú seco en tus raíces. No sólo te evitará entrar al segundo o tercer día después de la ducha, sino que también te ayudará a evitar el aspecto de “pelo aplastado".


4. Corta las puntas.


Lo hemos dicho anteriormente. Sí, es una triste realidad tener que cortarte el pelo de vez en cuando. La regla general es cada seis semanas, pero eso no está completamente grabado en piedra. Nuestra chica perezosa ha tenido éxito simplemente manteniendo un ojo en sus puntas abiertas y dirigiéndose al estilista cuando su cabello comienza a parecerse un poco a una paja o decide sobre una forma extraña de la que simplemente no se hablará. Creo que es generalmente en el rango de seis a ocho semanas, si tu clima es más cálido tu cabello se mantiene más saludable durante más tiempo y crece más rápido. Sin embargo, en el invierno, el tiempo entre cortes se acorta.

Para dejarse crecer el cabello, pídale a su estilista que le quite menos de un cuarto de pulgada de la parte inferior o dígale que corte estrictamente lo necesario, de esa manera no estará trabajando en su contra, como me dijo un estilista. Pero aquí está la frase clave para un cabello largo y glamoroso: capas largas. Las capas dan cuerpo a tu cabello y rebotan sin quitarle longitud a la parte inferior.  Esto es si tu cabello es fino. Para un cabello grueso, quizás las capas no sean lo mejor. 

Si has tenido malas experiencias con las capas, y especialmente si estás tratando de hacerlas crecer, te recomiendo que le digas a tu estilista que quieres que la capa más corta termine justo debajo de tus hombros (una vez que tu cabello esté lo suficientemente largo para eso). Esa es la manera más fácil de tener capas sin sentir que tu cabello siempre está en tu cara (¡y aun así puedes ponerlo en una cola de caballo!).

5. Lo que cuenta es lo que hay dentro.

La cosa más efectiva que ha hecho esta chica para el crecimiento de su cabello es tomar suplementos de aceite de pescado. Sí, lo has oído bien. Los ácidos grasos omega-3, además de sus maravillosos beneficios para la salud, hacen maravillas para su cabello. (¡Además, los suplementos son baratos!) Realmente podrás notar la diferencia: cuando tomas Omega-3, tu cabello se vuelve más suave, brillante y saludable, y también creo que crece más rápido. Algunas personas prefieren la biotina, que también se supone que ayuda, si usted tiene las uñas quebradizas.

Ahora bien, no se exceda en la toma porque le gusta dar grasita en el hígado. Por otro lado, si no quiere tomar una pastilla, las fuentes naturales de Omega-3 incluyen peces como caballa, salmón, arenque y sardinas; o semillas de lino, semillas de chía y nueces. Otras fuentes de menor nivel son el arroz, las espinacas y la calabaza. Por supuesto, cuanto más sano estés, obviamente, con una dieta equilibrada y mucha hidratación, más sano será tu cabello también.

Así que, ya lo sabes. Cuida ese cabello, trátalo como el cabello de una princesa de Disney y sé paciente. ¡Dentro de poco, serás la próxima Rapunzel de la cuadra!

Previous Post
Next Post

post written by:

My name is Wendy Guillén. I am an enterprising woman and creator of this blog. I am an internet shopping enthusiast. and natural hair lover. My transition from processed hair to natural hair lasted several years, because I never found the right products to help me successfully complete my mission: not to use straightening. Read More

0 comentarios:

Tu opinión es muy importante, ¡OPINA!